Autogás

 AUTOGÁS, LA ALTERNATIVA A LA GASOLINA:

Autogás es el término común empleado para referirse al GLP (gas licuado del petróleo) utilizado como carburante en automoción.

Desde que en 2007 el Gobierno liberalizara el suministro del Autogás, en las gasolineras españolas, este carburante comienza a imponerse como una alternativa a la gasolina.  Y es que además de que emite menos partículas contaminantes a la atmósfera, permite un ahorro de entre un 40-45 por ciento en combustible respecto a la gasolina por su menor coste.

Este carburante se almacena, transporta y se distribuye en fase líquida y se comercializa a través de las estaciones de servicio mediante una sencilla y rápida operación de llenado similar a las del diésel y gasolina. Al vehículo transformado a gas GLP se le instala una boca de carga con tapa normalmente en un lateral del vehículo. Este vehículo arranca en gasolina y no pasa a gas hasta que el motor alcanza una temperatura de unos 40 grados (tarda un minuto). A partir de ese momento puede circular indistintamente con gasolina o gas seleccionándolo a través de un conmutador que se instala en el salpicadero, una operación que se puede realizar tanto con el vehículo parado como circulando. En el caso de que uno de los dos combustibles se agote, el motor pasaría a alimentarse del otro combustible previo aviso de un indicador visual.

En España la demanda de vehículos con GLP está aumentando de forma importante. No sustituye a los coches con gasolina pero sí es una alternativa muy rentable para los usuarios que realizan un mínimo de kilómetros: con un coche de tipo medio la amortización puede estar en los 30.000 kilómetros realizados. Ventajas e inconvenientes del GLP

TRANSFORMACION DE UN COCHE DE GASOLINA EN GAS

GAMA AUTOMOCION es un taller especializado y autorizado para transformar un  vehículo propulsado por motor de gasolina en Autogás. El kit de transformación cuesta entre 1.500 y 2.500 euros, dependiendo del tipo de vehículo. En un coche sencillo, tipo Renault Clio, la operación en el taller puede conllevar ocho horas de trabajo, y en un modelo de gama alta, con motor de ocho cilindros, se puede tardar incluso tres días ya que la falta de espacio libre en el motor complica la instalación del kit.

Ventajas e inconvenientes del GLP

Una vez realizada la instalación del kit, el vehículo debe legalizarse en una estación de ITV (Inspección Técnica de Vehículos). Es un trámite rápido y sencillo que puede realizar el taller instalador o el propio cliente.

El número de transformaciones aumenta cada año.

El Autogás tiene dos ventajas principales, la medioambiental y la económica (combustible más ecológico y barato) pero hay más…

Mejora la calidad del aire: Este combustible alternativo contribuye a mejorar la calidad del aire, en especial en las zonas urbanas ya que reduce en un 68 por ciento las emisiones de NOx y del 15 por ciento del CO2 si lo comparamos con la gasolina. Las administraciones están potenciando su uso para mejorar la calidad del aire de las ciudades.

Ventajas medioambientales frente a la gasolina

– Reducción del 68% de las emisiones de NOx
– Reducción del 15% de las emisiones de CO2

Ventajas medioambientales frente al gasóleo o biodiésel
– Reducción del 99% de las emisiones de partículas
– Reducción del 96% de las emisiones de NOx
– Reducción del 50% del nivel de ruido
– Reducción del 10% de las emisiones de CO2

Más barato: Pero la ventaja que más aporta al bolsillo del conductor es sin duda la económica y es que como media, tanto en España como en Europa, el precio del Autogás es un 50 por ciento más barato que el de la gasolina o el diésel). Su menor coste permite un ahorro entre un 40 y 45 por ciento de combustible, un porcentaje que sería del 50 por ciento si no fuera porque los vehículos transformados a gas aumentan su consumo un 10 por ciento en comparación con la versión de gasolina. Aún así, económicamente es muy rentable. En comparación con el diésel el ahorro es del 15-20 por ciento.

Mantenimiento más económico: Los vehículos que se mueven con gas de automoción duplican la duración del motor debido al menor desgaste de los cilindros y segmentos del motor. El gas es más limpio, deja menos depósitos carbonosos en la combustión y permite que el aceite del motor se mantenga limpio durante más tiempo. En contra, la falta de lubricación del GLP con respecto a la gasolina puede producir un desgaste prematuro de las válvulas. Con respecto a un diésel, un vehículo gasolina con Autogás tiene por lo general menos averías y menos costosas por la ausencia de elementos mecánicos complejos como el turbo, la bomba de combustible de alta presión, etc. En caso de avería los componentes que forman el sistema de gas GLP son sencillos y por tanto su coste es más reducido.

Alto nivel de seguridad: El Autogás cumple con toda la normativa que se exige al resto de carburantes. El Real Automóvil Club de España (RACE) junto a otros clubes europeos diseñó y llevó a cabo unas pruebas de choque e incendio con el fin de comprobar la seguridad de un vehículo de Autogás y la prueba demostró un alto nivel de seguridad. El depósito, los soportes y el sistema de tubos de alimentación resistieron intactos. En España no hay restricciones para que vehículos con GLP entren en aparcamientos subterráneos.


Ventajas e inconvenientes del GLP

Coste de amortización: Uno de los inconvenientes que encontramos en el Autogás es que hay que amortizar una inversión que ronda entre los 1.500 y 2.500 euros. Aunque es un producto apto para todo el mundo no para todos los usuarios es rentable. Según José Luis Blanco, director general de la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados del Petróleo (AOGLP), “un vehículo con GLP se amortiza a los 50.000 kilómetros de vida útil del coche”. Esta cifra media depende mucho del tipo de vehículo y de su coste. Así un vehículo de gran cilindrada con consumo alto amortizará el sobrecoste en menos de 10.000 kilómetros. En AOGLP puedes calcular el ahorro de combustible al pasar a Autogás.

Sin rueda de repuesto o con menos maletero: Hay dos tipos de depósitos, uno es cilíndrico y se sitúa en el maletero y otro es toroidal (en forma de rueda) y se coloca en el hueco de la rueda de repuesto del vehículo. En este último caso la rueda de repuesto se sustituye por un kit homologado repara-pinchazos y el maletero mantiene su capacidad. Si lo instalamos en el maletero, un depósito cilíndrico para una autonomía de 700 kilómetros, en el caso de un Volkwagen Passat, supondría la pérdida de la mitad del maletero. Si el coche no tiene rueda de repuesto el depósito se coloca en el maletero aunque en algunos casos se puede instalar en los bajos del vehículo, aunque no es lo habitual.

Gasolineras con GLP: En la actualidad podemos repostar Autogás en unas 530 gasolineras distribuidas por toda España. Repsol está apostando fuerte por este carburante y su previsión es terminar 2016 con 450 puntos de suministro -unas cien aperturas al año. En función de la evolución de la demanda se seguiría abriendo puntos de suministro .

Ventajas e inconvenientes del GLP